Welcome To Street Sheet

It's the word on the street

EDICIÓN POPULAR EN ESPAÑOL: BARRERAS QUE ENFRENTAN LAS FAMILIAS INMIGRANTES EN EL PAÕS DE LAS HAMBURGUESAS

Leave a comment

Soy una madre de familia que emigró de México a los EEUU hace más de 15 años. Tuve que emigrar a este país y dejar el mío por las condiciones tan precarias en que vivía.

Para ayudar a mi mam· en el sustento de la casa, tuve que trabajar desde los 7 años de 5 a.m. a 6 p.m. todos los días. Mi familia era muy pobre y no teníamos el apoyo de un padre. No recuerdo a mi padre, el murió de c·ncer cuando apenas tenia 3 años. Soy la tercera de una familia de 5 hermanos y la segunda que emigro a este país.

Yo me vine a los diecisiete años, pero desde que empecé a trabajar en México mi vida ha sido puro trabajar y trabajar para mantenerme a mi misma y a mis hermanos m·s chicos. Nunca tuvimos oportunidad de ir a la escuela porque nuestra prioridad siempre fue llevar un poco de comida a la mesa y conseguir dinero para lo mas necesario. Después de vivir tanta pobreza y sufrimiento, sin oportunidades de salir adelante. Trabajúbamos muy duro cultivando la tierra de los propietarios que nos pagaban muy poco por muchas horas, como éramos niños, fúcilmente nos explotaban. No teníamos ningún tipo de defensa de nuestros derechos y est·bamos a merced de los explotadores. Fue cuando empecé a pensar en el sueño americano.

En 1988 supe que una de mis primas estaba viviendo aquí, en este país. Por esos días, mi prima nos visitó y me preguntó si me quería venir con ella, inmediatamente lo decidé. Yo era una jovencita con muchas inquietudes y yo querÌa conocer otros lugares, pero sobre todo encontrar otras formas para ayudar en la economÌa de mi familia. Ya tenia 17 años pero no conocía nada del mundo y a pesar de mis 17 yo me sentía muy jovencita. A pesar de eso me vine con mi prima.

A los dos años de establecida en el país, tuve la suerte de conocer al que ahora es mi esposo. No estamos casados pero somos esposos porque tenemos muchos años viviendo juntos y tenemos tres hijos, y esto es suficiente para ser esposo y esposa.

Por muchos años yo no volví a ver a mi familia ni regresé a mi país, hasta que ya no aguante y le dije a mi esposo que deberíamos de regresar a nuestra tierra. Estaba cansada y aburrida también de tanto trabajar sin ver la posibilidad de alcanzar el sueño americano. Adem·s extraúaba mucho a mi familia, a mis hermanos y a mi mamú. Nos fuimos y duramos all· cuatro años. Pero las cosas no son tan sencillas, all· mi esposo se enfermó y mis hijos no se adaptaron a las condiciones de mi país, adem·s se empezaron a enfermar muy seguido. De esa manera decidimos regresar. La economía de México est· muy mala, y después del 11 de septiembre del 2001 se puso peor. Por eso regresamos.

Pero al llegar aquí, me enfrenté con muchas barreras, sobre todo la economía ya no era la misma después del 11 de septiembre, estos hechos sacudieron horriblemente a este país, hay menos oportunidades de trabajo, y las rentas de las viviendas son muy altas. Esta situación me orilló al desamparo y para no tener que dormir en la calle con mis hijos tuve que recurrir a un shelter para familias. Para mi y mis hijos ha sido muy difícil porque nunca habíamos pasado por una situación parecida, pero de otra manera tendríamos que vivir en la calle o de arrimados en las casas de las amigas. Por lo menos tenemos un techo para pasar la noche.

En estos dos últimos dos meses he aprendido mucho de lo difícil que es vivir en esta ciudad. Primero porque el gobierno de este país a implementado muchas leyes de seguridad a nivel nacional, sobre estas leyes yo podría decir que son leyes discriminatorias que afectan a la gente pobre y a los mas desamparados, sobre todo a los inmigrantes y a las familias con hijos pequeños. Los recortes al presupuesto han afectado a la educación y otros muchos programas de asistencia social.

En la ciudad de San Francisco se est· viviendo una situación muy dura por culpa del gobierno de la ciudad y la Junta de Supervisores y sobre todo Mr. Gavin Newsom. Este señor, presentó una propuesta, que el pasado noviembre ganó la elección y se constituyó como ley en la ciudad para eliminar varios programas de asistencia social que nos protegían a nosotros los m·s desamparados. Últimamente pienso mucho en como nos va a afectar la Prop. Ñ si llegara a pasar. Esto me preocupa muchísimo porque si esta Prop. pasa lo m·s seguro es que yo y mis hijos nos quedemos sin la protección del shelter y así como yo otros muchos más se quedarían sin este beneficio. Yo soy inmigrante y como tal tengo mis derechos restringidos y no recibo ningún beneficio ni apoyo monetario del gobierno, pero mis hijos son nacidos aquí y ellos tienen derechos como ciudadanos norteamericanos y no me parece justo que porque gente anti-inmigrante y racista como Mr Newsom estén dirigiendo los destinos de los mas pobres de la ciudad, mis hijos se vayan a quedar sin el derecho de tener un techo donde pasar la noche.

Me gustaría también hablar sobre mis esperanzas y mis ilusiones y sobre mi futuro y el de mis hijos. Buscando una posibilidad de organizaciones que pudieran ayudarme, conocí una organización que ayuda a los que no tienen casa. Hogares Sin Barreras, me ayudado a ver las cosas de otra perspectiva y a entender el porque habemos tantos en la misma situación. Ahora he empezado a trabajar como una voluntaria en esta organización y estoy aprendiendo a como ayudar a la gente que esta como yo, desamparados. En esta organización me abrieron las puertas y me ayudaron dúndome claridad sobre la realidad de esta ciudad y de este país. Ahora sé que luchando junto con mi gente podemos conquistar un futuro mejor.

Quiero hacer una invitación a todas las familias que est·n en similares situaciones para que se acerquen a la organización y participen con muchas ganas, porque es la única manera de hacerse escuchar.”

Advertisements

Author: Street Sheet Editor

The STREET SHEET is the oldest continuously published street news paper in the United States. Organizationally, it is the public education and outreach tool of the Coalition on Homelessness. Every month, the STREET SHEET reaches 32,000 readers through over 200 homeless or low-income vendors. Our vendors are charged nothing for the papers they receive, and keep all money they earn through STREET SHEET distribution.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s