Welcome To Street Sheet

It's the word on the street

EDICIÓN POPULAR EN ESPAÑOL: Deseos Para El Nuevo Año De Un Preso Político

Leave a comment

Saludos de la Prisión Federal Nellis ubicada en el norte de Las Vegas, Nevada.

Yo estoy pasando tres meses aquí por protestar en Fort Benning, Georgia el año pasado. La protesta se hizo para demandar que cierren la Escuela de las Américas ubicada ahí. Personas que asistieron y se recibieron de esa escuela son notorios por sus torturas y asasinatos de miles de personas en Latinoamérica, incluyendo personas como: el Arzobispo Oscar Romero de El Salvador; cuatro monjas estadouniensas quienes fueron violadas y matadas; siete Jesuitas y sus socias de la Universidad de El Salvador; y varios otros obispos, clero y líderes religiosos; y trabajadores sociales y de sindicatos en países de Latinoamérica.

Mi sentencia corta de solo tres meses es casi un chiste dentro del sistema federal de prisiones.

La mayoría de los 600 hombres aquí están aquí por muchísimos años. La línea federal obligatoria ha dado por lo menos diez años a estos presos por crímines no violentos—la mayoría están preso por actividades con drogas o crímenes de negocio. Tampoco no hay la posibilidad de libertad condicional en el sistema federal de prisiones.

La mayoría de los hombres son jóvenes, tipicamente en sus veintes. La mayoría son padres.

Así que este sistema roba su juventud. También sus niños se quedan sin padres.

También, no hay casi ningún programa educativo y vocacional aquí. ¿Qué futuro tienen estos hombres cuando este sistema los libera?

Un artículo en el Los Angeles Times que fue públicado el 26 de noviembre sobre el desamparo dice que muchos que fueron liberados de la prisión caen en miseria en Los Angeles. Sin duda esto es la situación en muchas ciudades. ¿Cómo puede ser diferente cuando no hay otras opciones?

Uno podría debatir que hay leyes criminales por vender drogas. Pero parece injusto cuando uno escucha de las sentencias largas que basicamente toman los mejores años de la vida de alguien y los años en las cuales sus niños los necesitan, por una actividad que en otros lugares o tiempos fue legal. La primera vez que me entere de las sentencias aquí en Las Vegas fue durante unas elecciónes, y uno de las proposiciones fue la legalización de la posesión de marijuana.

No fue aprobado, pero podría ser en el futuro. ¿Qué impacto tendría para un hombre que tiene que servir diez años por crecer marijuana en Humboldt County? Alguien va tener que proveerlo. Estas son algunas de las preguntas que estoy examinando.

El campo aquí está ubicado sobre la Base de Fuerzas Aéreas Nellis. Todos los días vemos aviones—B-2 bombarderos, “stealths”— preparándose para la guerra con Irak. El costo de estas armas y el ejército se suma a más que billiones de dólares. El sistema de prisiones también es una industria de billiones de dólares.

Pienso en nuestros desamparados en Las Vegas y otras partes. Los números son impresionantes.

El problema principal es la falta de vivienda.

Si podríamos poner el dinero que usa el ejército y las prisiones para viviendas, podríamos crear un cambio real. Podríamos estar salvando vidas en vez de destruyéndolas o gastándolas. Lo deberíamos pensar durante los festejos de navidad y el nuevo año.

Extraño mucho a San Francisco y el Tenderloin. Extraño a la gente en Saint Boniface y en nuestro refugio. Extraño estar con los muchos activistas que están tratando de crear una comunidad y mundo mejor.

Mis compañeros presos me preguntan si voy a regresar a estar de vuelta dentro del sistema criminal. Me miran y dicen, “No pienso que vas a parar a luchar por las causas que te preocupan tanto.” No se como contestar esa pregunta. Yo se que nunca voy a parar de hablar y tomar acción por la justicia en San Francisco y en otros lugares. Espero que tengamos más oportunidades de tener una voz. Pero si es necesario para mi arriesgar ser preso de nuevo, lo voy a tener que pensar.

Por ahora espero mi regreso. Algunos me preguntan si primero voy a ir a una “casa temporal” (la conclusión usual de una sentencia de la prisión federal). En realidad, hay uno en la calle Taylor 111, cerca de Saint Boniface. Pero mi sentencia es demasiada corta para eso. Además, ya tengo un lugar para vivir y trabajar después que salgo de la cárcel.

El 12 de enero me van a liberar y regresará a San Francisco, al Tenderloin y a toda la gente que extraño. Doy gracias a toda la gente que me apoyó. Estoy especialmente agradecido que puedo seguir trabajando por la justicia y compasión por esos que lo necesitan.

Yo sé que voy a agregar la reforma de prisiónes a mi lista de actividades, involucrándome en grupos como Familias Encontra de Mínimos Obligatorios–-los mínimos obligatorias fuerzan a juezes a dar sentencias largas. También necesitamos encontrar una manera de reinstalar libertad condicional al nivel federal.

Quizás la diputada Nancy Pelosi puede ayudar e introducirlo al congreso. Estas acciónes pueden salvar a las personas que gastan sus vidas en la cárcel y lejos de sus familias. No quiero dejar al Campo de la Prisión Nellis y dejar a muchos de mis amigos nuevos, sin hacer nada para ayudarlos a volver a una vida normal y productiva.

Advertisements

Author: Street Sheet Editor

The STREET SHEET is the oldest continuously published street news paper in the United States. Organizationally, it is the public education and outreach tool of the Coalition on Homelessness. Every month, the STREET SHEET reaches 32,000 readers through over 200 homeless or low-income vendors. Our vendors are charged nothing for the papers they receive, and keep all money they earn through STREET SHEET distribution.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s